fbpx
Martes, 6 Diciembre

Tras una hora en el quirófano, finalizó con éxito la operación a Diego

Maradona fue operado por un hematoma subdural detectado este mismo martes.

La operación que se le hizo esta noche a Diego Maradona para remover un hematoma subdural “fue exitosa”, anticiparon fuentes vinculadas al astro futbolístico.

La intervención duró una hora y cinco minutos en la Clínica Olivos y “resultó tal como se esperaba”, añadieron los informantes. De todas formas, los mismos informantes fueron cautelosos e indicaron que ahora hay que esperar para ver la evolución del paciente.

Diego Maradona llegó a las 19.08 a la clínica de Olivos luego de un rápido recorrido desde La Plata a bordo de una ambulancia en la que contó con la compañía de su hija Giannina.

Lo esperaban en la clínica, e ingresaron junto a Giannina, sus otras hijas Dalma y Jana, su expareja Verónica Ojeda, madre de su hijo Diego Fernando; y el abogado Víctor Stinfale.

Unas 120 personas se acercaron hasta la puerta de acceso a la clínica con banderas argentinas y ataviados con camisetas del seleccionado nacional, Boca Juniors y Gimnasia y Esgrima La Plata, este último club en el que Maradona trabaja como DT.

El recorrido de la ambulancia que trasladó a Diego desde la clínica de La Plata a la que fue ingresado el lunes fue acompañado los medios de comunicación, algunos de los cuales transmitieron en vivo el avance de la caravana hasta su legada a Olivos.

Mientras tanto, desde distintos lugares del mundo llegaron mensajes de apoyo a Diego.

Maradona fue visitado por el médico del seleccionado argentino, Donato Villani.

“Me llamó (el presidente de AFA, Claudio) Tapia y me dijo que vaya a verlo porque quería saber de primera mano cómo estaba. Fui a la clínica Ipensa de La Plata y lo vi muy bien, entero y lúcido. Nada que ver con lo que se observó en las imágenes del partido del viernes entre Gimnasia y Patronato”, indicó Villani en declaraciones televisivas.
Todo lo contrario, en cambio, manifestó acto seguido Fernando Signorini, histórico preparador físico personal de Diego.

“Lo vi muy mal, muy deteriorado, y por eso sospechaba que algo así podía pasar desde hace bastante tiempo. Me parece que fue de mal gusto haberlo llevado a la cancha de Gimnasia el día de su cumpleaños en las condiciones que estaba. No sé quiénes son los que toman las decisiones, pero me parece que hay que preservarlo de otra manera”, cuestionó Signorini.

Diego Maradona salió poco después de las 18 desde La Plata hacia la Clínica Olivos, de esa localidad bonaerense, donde ingresó al quirófano pasadas las 21.

¿Qués es un hematoma subdural?
Diego Maradona fue sometido a la operación a partir de que se le detectara un hematoma subdural en los estudios que se le realizaron ayer mismo.

El neurólogo Alejandro Andersson, director del Instituto de Neurología de Buenos Aires (INBA), explicó que un hematoma subdural “es una acumulación de sangre que se ubica entre el cráneo y la superficie del cerebro, que está dentro de la cabeza pero por fuera del cerebro, alojado entre dos de las tres capas que lo envuelven”.

“El hematoma se desarrolla cuando alguna de las diminutas venas que corren por el cerebro, las venas emisarias, se rompen y dejan escapar la sangre, en general como resultado de un traumatismo de cráneo leve”, abundó Andersson.

Los pacientes con predisposición a este tipo de patologías son aquellos con “consumo prologando de aspirinas o alcohol, quienes presentan alguna patología sanguínea (hemofilia) o están anticoagulados, las personas de edad avanzada o las que sufrieron algún tipo de traumatismo”.

“El hematoma subdural puede aparecer rápidamente (agudo) o a veces tomar días y hasta meses en desarrollarse. Cuando más crónica es la evolución, más tolerancia tendrá el cerebro a un hematoma subdural porque tiene más tiempo de adaptarse y dejarle lugar dentro del cráneo”, enseñó.

La manera más efectiva de descubrirlo, indicó Andersson “es a través de una imagen (tomografía o resonancia)”, pero también puede detectarse a través de síntomas como “dolor de cabeza, vómitos, náuseas, somnolencia o alguno de tipo neurológico”.

“Depende de dónde se apoya el hematoma, puede ocasionar problemas en el habla o generar un trastorno de la motricidad, de la sensibilidad, de la visual y hasta convulsiones por la propia irritación”, alertó.

En la mayoría de los casos se trata de un cuadro operable: “Se suelen hacer un par de orificios en la caja craneana y se drena el hematoma por esos agujeritos.

En cuanto a la evolución, el director del INBA afirmó que “la mayoría tiene una recuperación del ciento por ciento, pero hay pacientes que pueden quedar con una secuela si el hematoma apretaba algunas áreas del cerebro”.