fbpx
Lunes, 3 Octubre

Tras los aumentos en las naftas, repunta la instalación de GNC

El sector resultó muy golpeado durante la pandemia pero se empezó a recuperar. La constante suba en los combustibles y el final de la cuarentena, los factores claves.

los talleres de GNC de Mar del Plata empezó a notarse un mayor movimiento. El teléfono suena más seguido y la entrada y salida de autos se da con mayor frecuencia. Hay consultas e instalaciones de equipos. En definitiva, ofrecen una postal diferente a la de casi todo el año pasado cuando la pandemia impactó de lleno.

Los primeros meses del 2021 empezaron con un guiño para el sector: resurgió la actividad y en la mayoría de los casos alcanzó los niveles previos a la llegada del coronavirus.

Según explican los propios talleristas, hay dos variables que impulsaron el crecimiento del GNC. Una es el constante aumento en el precio de la nafta y el otro es el retorno a una circulación vehicular normal después de nueve meses.
Estos factores empujaron a muchos marplatenses a replantearse la posibilidad de abaratar el costo de vida con un ahorro en el combustible y ya se percibe en los talleres donde se recuperó la actividad.

Fabio Cariac es el asesor comercial de Fidenza, uno de los talleres pioneros en la instalación de equipos de GNC en Mar del Plata y le contó a LA CAPITAL que a partir de diciembre se empezó a notar la recuperación. “Volvimos a asignar la cantidad de turnos que teníamos antes de la pandemia. Hay mucha gente que viene y consulta y otros que ya habían venido hace un par de años pero no habían tomado la decisión y ahora quieren poner el equipo”, contó. Y argumentó: “El hecho de que la nafta aumente en poco tiempo impulsa a muchos a pasarse al GNC”.

En el caso de Fidenza, el asesor remarcó que el impacto de la cuarentena fue “durísimo”. “Nosotros trabajamos con muchos clientes de la zona porque ofrecemos una noche de hotel con la instalación. La mayoría de nuestros clientes son de afuera y, con las rutas cerradas, se nos derrumbó la actividad”, describió y celebró haber “podido superar la situación”. “Nos ayudó mucho el ATP”, remarcó.

Una recorrida por diferentes talleres de GNC permitió comprobar el resurgimiento de la instalación.
El propietario de uno de los talleres y distribuidor de equipos en la provincia de Buenos Aires, Emiliano Duffo, admitió que el cambio respecto al año pasado es notable.

“Veníamos muy parados por la pandemia y después el precio de la nafta empujó. Nosotros triplicamos en estos meses la cantidad de instalaciones”, explicó.

Para el tallerista, el valor de la nafta cobra un rol fundamental. “Los precios del GNC aumentaron muy poco y el de la nafta se disparó. En nuestra actividad, el precio de la nafta es el que manda”, sintetizó.

Respecto al panorama para el resto del año, Duffo pronosticó que es favorable y señaló que es fundamental que se puedan mantener los precios y que el dólar esté estable. “Si se da eso, vamos a seguir laburando y tenemos la esperanza de recuperar lo perdido”, apuntó.

En los talleres de Dragonetti, otra de las firmas con mucha antigüedad en la actividad, también señalaron que la actividad empezó a recuperarse. “Hay mayor movimiento, sobre todo en consultas”, contó Ignacio Dragonetti.
“El que pasó fue un año muy duro para todos y con estos aumentos de la nafta, las consultas crecieron mucho”, analizó y admitió que si bien hay muchos interesados “los valores de los equipos han aumentado bastante y eso a veces frena el entusiasmo”.

Los valores

Si bien los costos son variables, según las características del vehículo, instalar un equipo de GNC cuesta alrededor de 60 mil pesos en promedio.

En muchos talleres ofrecen planes de financiación con tarjeta de crédito lo cual resulta seductor a la hora de tomar la decisión.

La estimación de los talleristas es que con el uso promedio que le da una familia al auto, en alrededor de nueve meses se amortiza la inversión inicial.

Aumento de combustibles

Un aumento de los combustibles del orden del 1,2% sorprendió ayer a los automovilistas en medio del fin de semana largo. El retoque a los precios, el quinto desde que empezó el año, fue confirmado por operadores de estaciones de servicio que aseguran que no se aplicó en todo el país.

A pesar de los últimos aumentos y del crecimiento de las instalaciones de GNC, a nivel nacional los especialistas señalan que el nivel de conversiones aún no alcanza la cifra deseable.

Según Enargas, en 2020 se instalaron 97.306 equipos, 60.000 menos que un año antes. “El Covid frenó todo”, señaló el vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC, Pedro González. Y agregó que “las ventas en las estaciones actualmente están en el orden del 70 por ciento a los índices prepandemia, pero confiamos que se recuperarán durante el año”.