fbpx
Jueves, 6 Octubre

REBA, EL ORGANISMO DE SERGIO BERNI QUE QUEDÓ EN EL CENTRO DE LA POLÉMICA

Tras la clausura de Tiki Bar, los empresarios del sector se unieron para cuestionar al organismo que controla la venta de bebidas alcohólicas.

La viralización que tuvo el video de Matías Merlo, propietario de Tiki Bar, luego de la clausura que sufrió el local por vender pintas de cerveza de 500 centímetros cúbicos en lugar de 350 como establece una ley que la mayoría de los comerciantes gastronómicos conocía, generó una repercusión inmediata. Todos los propietarios de bares y restaurantes de Mar del Plata se unieron para rechazar la decisión que consideraron desmesurada. Hasta el intendente Guillermo Montengro salió a cuestionar la clausura. Y en medio de la polémica quedó el Reba, un organismo que depende del ministro de Seguridad, Sergio Berni, y que históricamente estuvo cuestionado por su sinuoso accionar.

El Registro Provincial de Comercialización de Bebidas Alcohólicas (Reba) es un organismo que depende de la cartera de seguridad lleva el registro de los comerciantes que venden este tipo de bebidas en la provincia y realiza tareas de fiscalización.

Todas las temporadas de verano surgen polémicas por las fiscalizaciones que realiza. “Siempre hay comerciantes que se exceden, pero en general buscan cualquier excusa para clausurar un lugar por otras cuestiones”, cuenta un reconocido empresario de la noche a 0223 sin especificar lo que es un secreto a voces entre los empresarios de la ciudad.

El organismo está a cargo de Marcelo Montero, un funcionario que por estas horas es cuestionado por los empresarios marplatenses. Incluso, según pudo saber este medio, Berni ya había sido alertado de los abusos que se cometen durante los controles, pero no evitó que un bar de la ciudad fuese clausurado por vender pintas de cerveza de medio litro.

La legislación que marca el límite de 350 centímetros cúbicos es desconocida por la mayoría de los empresarios del rubro. “Jamás escuchamos a nadie que se le clausure un bar por esta situación”, contaron fuentes consultadas por este medio. Incluso, un juez de Bahía Blanca la declaró inconstitucional.

Los empresarios del sector tuvieron el martes un día intenso. Luego de lo que le pasó al Tiki Bar (el día anterior se había también se había clausurado Quba) entendieron que con esa arbitrariedad le podía tocar a cualquiera. Evaluaron emitir un comunicado y no descartan realizar alguna protesta para visibilizar aún más la situación si no se producen cambios.

Incluso, el propio intendente se comunicó con el ministro de Seguridad para hablar del tema. Nadie desconoce la importancia de tener controles estrictos en una temporada en la que los cuidados son cruciales para evitar un nuevo brote de coronavirus. Pero la irracionalidad que se vivió este fin de semana sacuden a un sector que necesita de esta temporada para levantarse luego de uno de los años más duros de la historia.