fbpx
Miércoles, 5 Octubre

Quilmes abrió su “ventana ” con un triunfo agónico

El “Cervecero” se impuso 66 a 65 ante Del Progreso de General Roca con un doble de Pelorosso a falta de 7 segundos. El equipo de Manuel Gelpi festejó en su regreso al Polideportivo

Quilmes logró este miércoles un agónico triunfo en la apertura de la “ventana” que organiza en la Liga Argentina de Básquetbol, al derrotar 66 a 65 a Del Progreso de General Roca con un doble de Raúl Pelorosso a falta de 7 segundos para el cierre.

El “tricolor” profundizó su buena respuesta defensiva en el segundo parcial -apenas recibió 14 puntos de su oponente-, contuvo a Tomás Ludueña y Gustavo Maranguello, y Del Progreso quedó supeditado a algunas apariciones de Carlos Báez en el comienzo, el tiro abierto de Lucio Castellani y la puntería de Manuel Lambrisca. Ese rasgo defensivo lo mantuvo casi siempre adelante en el resultado a Quilmes, aunque por muy escaso margen, repartiéndose responsabilidades ofensivas para disimular algunos flojos aportes individuales.

No varió demasiado el desarrollo en el tercer cuarto. Ambos dividieron aciertos y errores en dosis similares. El local controlaba algo mejor la tenencia y Del Progreso establecía un leve predominio en la obtención del rebote, sin establecer ventajas apreciables.

Quilmes tuvo un par de minutos de desconcierto al ingresar en los 3 minutos finales del cuarto, tras una sucesión de pérdidas y malas decisiones. Pero despertó Blake Marquardt (hasta allí bastante apagado), Darío Skidelsky sumó por la vía del tiro de tres puntos y el local abrió la primera brecha importante de la tarde (57-49) en el arranque del último segmento.

Pero a partir de allí, todo le costó una enormidad a Quilmes. Del Progreso hizo los deberes atrás, con supremo esfuerzo consiguió acortar distancias y a través de un triple de Báez se puso a tiro (59-57) con 4 minutos por jugar. Y logró pasar al frente con un doble de Tomás Ludueña, al ingresar en el medio minuto decisivo.

Con toda la presión, a la salida del tiempo muerto, Raúl Pelorosso (9 puntos y 9 asistencias) convirtió un limpio doble para ganar el partido, si bien tuvo que seguir sufriendo por el último lanzamiento de Ludueña que rebotó un par de veces en el aro antes de perderse afuera de la cancha en simultáneo con el epílogo del juego