fbpx
Lunes, 3 Octubre

Probarán en Mar del Plata la vacuna de CureVac y Bayer

Lo hará el Instituto de Investigaciones Clínicas, que ya había participado del ensayo de la desarrollada por CanSino. Solicitan voluntarios.

Una vacuna alemana contra el coronavirus será probada en Mar del Plata y para ello se solicitan voluntarios que quieran participar del estudio.

Se trata de un ensayo clínico del fármaco contra el Covid – 19 desarrollado en conjunto por la empresa biotecnológica germana CureVac y la gigante farmacéutica del mismo país, Bayer.

La vacuna ya se encuentra en la Fase 3 de la investigación y comenzará a ser testeada en once centros de análisis del país, entre los que fue seleccionado el Instituto de Investigaciones Clínicas (ICC) de Mar del Plata, ubicado en la avenida Colón al 3400, el cual ya participa también de un ensayo de alcance internacional que consiste en probar la dosis desarrollada por el Beijing Institute of Biotechnology, CanSino Biologics Inc.

“A partir de la semana que viene o la otra vamos a empezar a incluir voluntarios en el ensayo clínico de la vacuna del consorcio CureVac y Bayer”, le confirmó a LA CAPITAL el director médico del IIC, Ignacio Mackinnon, quien contó que “esas dos compañías se contactaron con el ministerio de Salud de la Provincia (que coordinará la investigación en todo el país) y el ministerio de Salud eligió varios centros de investigación, algunos en hospitales públicos, otros en instituciones privadas en la Provincia, uno en Rosario y otro en Capital Federal”.

“Todos esos centros, que son once centros de investigación en Argentina, van a incluir cerca de siete mil voluntarios durante tres o cuatro semanas”, agregó Mackinnon y adelantó que en la ciudad esperan sumar “entre 500 y mil voluntarios en ese tiempo”.

En este sentido, detalló que la vacuna alemana consta de dos dosis, que entre medio de ambas aplicaciones debe transcurrir un tiempo de al menos cuatro semanas, y que la misma funciona “con la plataforma ARN mensajero”, al igual que lo hacen los fármacos desarrollados por Pfizer y Moderna, entre otros.

Lo que se inyecta es el ARN, que es un intermediario entre el gen y la proteína S del virus. Es un mensajero que lleva la información para que nuestro cuerpo fabrique la proteína S y luego nuestro sistema inmunológico la reconozca. Así, cuando el Sars – Cov 2, que es el virus de la enfermedad Covid, quiera ingresar va a ser reconocido por el cuerpo como un agente extraño y no lo va a dejar entrar”, explicó Mackinnon.

Además, aseguró que no hay “ninguna chance” de que esta vacuna te provoque un contagio de Covid-19. “No hay posibilidad porque no tiene todos los componentes del virus. Tiene una pequeña parte del ARN que después va a dar origen a una sola de las proteínas del virus”, detalló.

La vacuna de CureVac y Bayer se encuentra en la Fase 3 de la investigación y de esta parte del estudio participarán 30 mil voluntarios en todo el mundo, luego de que en la etapa anterior participaran 6 mil.

“La Fase 2 busca comprobar que la vacuna genera anticuerpos y ya se comprobó que los genera, por lo que se avanzó a la Fase 3, que es la que prueba la eficacia clínica, es decir si previene contagios y formas graves de la enfermedad Covid”, precisó el director médico del IIC, el cual está catalogado como uno de los 10 centros más grandes de la Argentina que hace ensayos clínicos.

Con respecto a los estudios en la ciudad, que tendrán al doctor Gonzalo Corral como principal investigador, Mackinnon dijo que “como todos los estudios de investigación que permiten obtener resultados, la mitad de los voluntarios va a recibir la vacuna activa y la otra mitad va a recibir un placebo”.

La participación en el estudio es voluntaria, no es remunerada, pero “el voluntario tampoco tiene que emitir ningún gasto”, precisaron.

Se espera que la vacuna de CureVac y Bayer tenga una aprobación de uso de emergencia en los próximos 4 o 5 meses y una aprobación final cuando termine el estudio, aproximadamente dentro de un año.

“Una vez que sea aprobada para uso de emergencia todos los que hayan recibido placebo van a ser cruzados a la vacuna activa”, afirmó Mackinnon.

Por otra parte, se aclaró que “si la persona se anota en el Plan de Vacunación nacional y tiene turno, lo que podemos hacer es abrir el ciego y si la persona estaba en la vacuna activa no es necesario que se vacune y si estaba en placebo puede vacunarse”.

Cómo inscribirse para ser voluntario

Los interesados en inscribirse cómo voluntarios en este ensayo clínico pueden hacerlo a través de la página web. Allí se debe completar un formulario, a la espera de recibir un llamado en el que se asigna el turno para la inoculación.

Cabe destacar que no pueden anotarse menores de 18 años, mujeres embarazadas o lactantes y personas que tengan cualquier condición inmunosupresora o inmunodeficiente, entre otros criterios de exclusión que se detallan en el portal de inscripción.

Desde el IIC destacaron que “la investigación clínica y los ensayos clínicos son la mejor forma de poder sacar conclusiones sobre la efectividad y la seguridad de un medicamento”.

“En este caso, en investigación clínica, lo primordial resguardar la seguridad de los voluntarios. No se apunta tanto a la eficacia, sino todas las investigaciones clínicas lo que priorizan es la seguridad de los voluntarios participantes”, aseguró Mackinnon.

Asimismo, se indicó que el proceso inicia con un consentimiento informado. “Eso significa aceptar participar, pero entendiendo exactamente que comprende esa participación”, dijo el responsable del IIC y añadió que los voluntarios contarán “con toda la información y el tiempo necesario para leer el formulario de consentimiento informado, que es como si fuera un prospecto extendido del medicamento y el programa”. “También hay tiempo para hacer preguntas y entrevistas con un profesional que le explica a la persona de que se trata el programa de investigación”, dijo.

Prueba de vacuna china

El IIC ya había sido seleccionado para participar del ensayo clínico de la vacuna china desarrollada por el laboratorio CanSino, del cual participaron unos mil marplatenses como voluntarios.

Al respecto, el director médico del instituto dijo que el estudio avanza “muy bien”. “Ya está llegando a las etapas donde se hace el análisis del objetivo primario y calculamos que en las próximas dos o tres semanas vamos a tener los resultados finales”, señaló.

Además, aseguró que durante la investigación “no fue necesaria ninguna asistencia por efectos adversos serios de la vacuna”, aunque reconoció que si hubo “un montón de casos sospechosos de Covid” y otros tantos confirmados en ese universo de mil voluntarios.

Por último, Mackinnon mostró su agrado luego de que al IIC lo elijan nuevamente para un ensayo clínico de una vacuna contra el coronavirus. “En este momento tan importante para la salud pública, nos genera mucho orgullo y satisfacción poder aportar conocimiento a la ciencia y a la salud”, concluyó.