fbpx
Martes, 29 Noviembre

Montenegro: “Tenemos que afinar algunas cuestiones del trabajo conjunto”

El intendente hizo un balance positivo de los controles que implementó la Municipalidad durante el fin de semana largo, pero admitió que hay aspectos para corregir en el trabajo coordinado con otras dependencias.

El intendente Guillermo Montenegro trazó este miércoles un balance positivo de los controles que implementó la Municipalidad durante el primer fin de semana largo de la temporada, pero reconoció que hay que “afinar algunas cuestiones del trabajo conjunto” con otros organismos.

El jefe comunal respondió de esa forma a una consulta sobre la controversia por la clausura de un bar de Alem por vender pintas de cerveza de medio litro cuando el máximo permitido es 350 cc.

“Esta es la primera vez que Mar del Plata tiene una temporada en pandemia, con lo cual vamos a tener que ir mejorando cosas permanentemente”, dijo el intendente en una conferencia de prensa que compartió en el Centro de Operaciones y Monitoreo con el secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti; el de Producción, Fernando Muro, y el de Seguridad, Horacio García.

Montenegro reconoció que en la temporada será “muy importante la articulación y la coordinación con los distintos operadores” de la Provincia y la Nación, pero aclaró que las prioridades del momento son “salud y trabajo”, por lo que advirtió: “Voy a ser inflexible con el que ponga en riesgo la salud y voy a estar siempre del lado del que genere trabajo en la ciudad”.

En ese sentido, se manifestó preocupado “por el que no pudo trabajar el lunes y el martes a la noche”, en obvia referencia a la clausura del bar por parte del REBA provincial.

Al respecto, destacó que “se generaron distintos controles de ingreso a la ciudad que funcionaron de buena manera en la Ruta 2, 88, 226 y 11, y las personas tenían que circular con un permiso de Cuidar Verano”, e indicó que “obviamente que hay cosas para mejorar como la cantidad de personal en horarios picos de acuerdo a la cantidad de autos”.

Además, sostuvo que “hubo prevención en playas públicas y privadas con uno control de ingreso con personal del municipio y la provincia donde lo que se buscaba era un orden en cantidad de ingreso y distanciamiento. También trabajamos muy bien el control de la gastronomía”.

Montenegro remarcó que “controlamos que no haya excesos porque estamos en una temporada en pandemia por eso fuimos exigentes en el cumplimiento de los protocolos”. En este sentido, señaló que “se hizo un trabajo muy importante en lo que tenía que ver con la nocturnidad donde hubo alrededor de 30 fiestas clandestinas detectadas. Esto nos da la pauta que vamos a tener que seguir trabajando muy fuerte”.

El intendente admitió que “hubo distintas situaciones que hay que corregir, situaciones no deseadas con algunos turistas que se enojaban, pero no fueron la mayoría. En definitiva lo que podemos sacar en limpio fue un trabajo coordinado con los distintos gobiernos”.