fbpx
Domingo, 2 Octubre

Mar del Plata tendrá un Observatorio de Seguridad Comunitaria

Fue conformado por la Defensoría del Pueblo. Pretende ser una “herramienta al servicio de la comunidad”. Los detalles.

En medio de una escalada por episodios de inseguridad con las consecuencias políticas del recambio de la cúpula policial en la ciudad, la Defensoría del Pueblo creó el Observatorio de la Seguridad Comunitaria, un espacio que se presenta como una “herramienta al servicio de la comunidad”.

El Observatorio fue anunciado en las últimas horas por la Defensoría del Pueblo marplatense, a través de una comunicado donde se sostuvo que “la construcción de una seguridad comunitaria necesita de la intervención y participación ciudadana de los diferentes niveles y agencias del Estado municipales, provinciales y nacionales y las instituciones de la sociedad civil que conviven en el territorio”.

Los defensores aseguraron que el principal motivo que llevó a la creación del Observatorio es la actual “gravedad de la problemática, reflejada en los cambios policiales de estos días y los permanentes reclamos vecinales nos llevan a la puesta en marcha de este Observatorio de la Seguridad comunitaria para ponerlo al servicio de los vecinos, las instituciones y las autoridades, tanto policiales como de seguridad del municipio para entre todos trabajar para hacer mejor vivibles los castigados barrios de Mar del Plata y Batán”.

Si bien “la seguridad es responsabilidad del Estado que debe garantizar presencia en todos los barrios, pero sin un trabajo conjunto con los Foros de Seguridad que hacen un gran trabajo, las sociedades de Fomento y todas las instituciones barriales carece de eficacia”.

El organismo puntualizó que “seguridad comunitaria implica prevenir y hacer cesar los delitos, proteger a la comunidad de la violencia y la criminalidad y fundamentalmente crear un ambiente propicio y adecuado para la convivencia pacífica de las personas, que les permita gozar íntegramente de su salud, sus derechos y libertades”.

Asimismo, resaltaron que “la promoción de políticas de inclusión y participación como medios para movilizar recursos, capacidades y saberes de la sociedad civil, debe potenciar los objetivos y otorgarles mayor legitimidad, garantizando así posibilidades transformadoras”.