fbpx
Jueves, 6 Octubre

Mar del Plata redujo los contagios y la ocupación de camas a los niveles de agosto

La ciudad lleva casi 20 días con menos de 300 nuevos casos diarios de coronavirus, tendencia que se mantuvo en septiembre y octubre. La demanda en las unidades de terapia intensiva bajó más de un 50%. Aumenta la tasa de recuperados y disminuye la de casos activos.

Mar del Plata ya se promociona de cara a la temporada y a contrarreloj ajusta los protocolos para recibir al turismo en lo que será -sin dudas- un verano inédito y definitivo para la situación epidemiológica de la ciudad. Pese a la mayor circulación en las calles y el movimiento en espacios donde se concentra la gente, fenómeno alentado por el calor y el buen tiempo, en General Pueyrredon se registra hace semanas una baja sostenida en los casos de coronavirus y en las internaciones, y el escenario sanitario se retrotrajo a los niveles de agosto.

El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires marcaba meses atrás la necesidad de que Mar del Plata lograra “controlar la situación epidemiológica” antes de la temporada. La ciudad, destino turístico por excelencia, adquiere un rol clave en el actual escenario en busca de la reactivación económica. Aquel anhelo, sin embargo, era expresado en lo que hasta ahora fue el período más crítico de la pandemia en la ciudad: septiembre y octubre.

Paulatinamente los indicadores comenzaron a reducirse. En las últimas semanas disminuyó la cantidad de nuevos casos de coronavirus, aumentó la tasa de recuperados (cerca de 20.000), sigue elevándose -aunque a menor ritmo- la cantidad de personas fallecidas (según los registros oficiales son casi 900 las víctimas fatales) y se descomprimió la ocupación de camas en las clínicas y los hospitales de la ciudad.

En números claros, prácticamente durante todos los días de septiembre y octubre se registraron más de 300 nuevos marplatenses y batanenses infectados con el virus. El récord se dio el 25 de septiembre, con 477 positivos en 24 horas.

Sin embargo, desde el 22 de octubre diariamente se reportan menos de 300 nuevos casos e incluso desde el 31 de octubre la tasa se sostiene por debajo de los 200 nuevos casos. Noviembre rompió la tendencia y trajo algo de alivio

En los últimos dos meses el HIGA y el Hospital Modular llegaron a tener unos 80 pacientes con Covid internados, varios de ellos en terapia intensiva. Hoy hay menos de 40 personas bajo tratamiento por el virus en el predio y solo cinco demandan cuidados intensivos.

En el Hospital Privado de Comunidad (HPC), uno de los establecimientos que mayor cantidad de pacientes Covid ha tenido en estos meses, hay actualmente 15 personas internadas. Similar escenario se observa en las clínicas Colón (24 pacientes) y Pueyrredon (13), entre otras

Al menos desde fines de agosto Mar del Plata no tenía el actual ritmo de contagio, sin duda elevado pero considerablemente más lento que el de los últimos 60 días. De hecho, por esta situación General Pueyrredon permanece desde hace unos 75 días en Fase 3.

Los números recientes generaron optimismo a nivel provincial y esta semana el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, anunció que General Pueyrredon volverá a estar en fase 4, si Nación lo autoriza. El salto será simbólico sin embargo, ya que la mayoría de las actividades que se habilitarán ya están en funcionamiento. Algunas jamás se vieron interrumpidas, aunque sí afectadas.

La cantidad de pacientes bajo tratamiento, es decir los casos activos, había escalado en forma alarmante en los últimos meses. El 20 de octubre llegó a haber 3481 personas infectadas a la vez y alrededor de un 20% demandaba atención médica y un 5% camas de terapia intensiva.

Clínicas y hospitales se mostraron al borde, en algunos casos colapsados. Para entonces había unas 80 camas de terapia intensiva ocupadas por pacientes con Covid-19 en la ciudad. Más de 50 personas requerían asistencia respiratoria.

Actualmente hay unos 2700 casos activos, la cifra más baja desde fines de agosto, de los cuales solo 24 pacientes demandan camas de terapia intensiva, un nivel de ocupación que no se registraba desde el 27 de agosto.

En consecuencia, desde la Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y Otros Establecimientos de la Provincia de Buenos Aires (Fecliba) remarcaron que las internaciones por coronavirus se redujeron en un 50% y señalaron que existe “una coincidencia entre la cantidad que se informa sobre los hisopados positivos y los internados en terapia intensiva y en áreas Covid”.

Incluso los resultados de los hisopados, tanto en el sector público como privado, se vienen entregando con menor demora hace algunas semanas.

El alivio que trajo noviembre, mínimo pero necesario, se mantendría y mejoraría sus indicadores en las próximas semanas, según estiman y esperan las autoridades sanitarias. También se cree que a partir de mediados de diciembre aumentaría la demanda en el sistema de salud a partir de la llegada del turismo.

No obstante, la posibilidad de una “segunda ola” a partir de marzo resulta al menos especulativa por ahora, aunque bien vale considerar las experiencias en otras partes del mundo luego del verano. La diferencia podría marcarla sin embargo la proximidad para la llegada de la ansiada vacuna.

Mientras tanto, en Mar del Plata las autoridades sanitarias comenzaron a organizar los primeros pormenores de lo que será el operativo de vacunación, con el foco en las posibilidades de almacenamiento de la vacuna, su distribución y los profesionales que serán responsables de aplicar las dosis.

En este sentido, el responsable de Zona Sanitaria VIII, el doctor Gastón Vargas, aseguró a LA CAPITAL que la región ya concretó la compra de una nueva cámara de frío, capaz de mantener las futuras dosis en temperaturas menores a los -20°, uno de los requisitos de almacenamiento de los estudios que se están desarrollando en el mundo.

En este sentido, y pese a que el inicio del operativo está atado a la aprobación de alguna de las vacunas en estudio, la compra ya se concretó, aunque aún resta su instalación.

En tanto, la secretaria de Salud del municipio, Viviana Bernabei, aseguró si bien aún no hubo instrucciones concretas acerca de la llegada o no de la vacuna, sí comenzaron las gestiones para capacitar al personal de cara a su eventual aplicación. Los tiempos no son certeros, pero la expectativa es que el proceso pueda iniciarse antes del pico de la temporada.