fbpx
Jueves, 1 Diciembre

Mar del Plata: presentan los protocolos de “burbujas bailables” para la vuelta de los boliches


Los empresarios de la nocturnidad terminaron de delinear el protocolo ideado para reactivar la actividad de cara al comienzo de la temporada de verano.

A quince días para el inicio oficial de la temporada de verano los boliches bailables de Mar del Plata presentaron un estricto protocolo ante las autoridades municipales y provinciales para el correcto funcionamiento de los locales en el marco de la pandemia por el Covid19.

“Proponemos shows musicales en burbujas sociales para este verano, a cielo abierto y a cien metros del mar, con distanciamiento social, con todo tipo de controles sanitarios”, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Entretenimiento en Argentina (Idear), Ariel Gambini.

El horario de funcionamiento será de 20.30 a 06.00 y se tomará la temperatura al ingresar. Para acceder se escaneará el código QR de la entrada y la aplicación “Cuidar Verano” funcionará como una declaración jurada del estado de salud de cada particular.

Las burbujas sociales estarán compuestas por un máximo de 10 personas en mesas con reserva previa y la cantidad dependerá de las dimensiones del lugar. Las mismas serán atendidas por mozos y dispondrán de un kit sanitizante. Estarán prohibidas las barras, pistas de baile y no se venderán tragos sino botellas cerradas.

En los espacios comunes se deberá usar tapabocas y mantener la distancia física de dos metros. Para el uso de los baños será controlado por personal de los establecimientos de manera que no excedan el 50% de capacidad.

Vale recordar, que días atrás, el Secretario de Seguridad de Guillermo Montenegro, Horacio García, anticipó que su gestión analiza contratar “refuerzos” para fortalecer los controles en los espacios públicos durante la temporada, en el marco del desarrollo del tradicional “Operativo Sol”.

En declaraciones a medios locales, el funcionario dijo que se pondrá “todo el control que se pueda” para que “todo el mundo sepa que hay que ajustarse a las medidas dispuestas” en el contexto particular que impone la crisis sanitaria.