fbpx
Martes, 29 Noviembre

La subsecretaría de Inspección General informó que se secuestraron en la última semana unos 800 kilos de pirotecnia 

Los procedimientos se realizaron en el marco de la ordenanza que prohíbe la exhibición y venta de estos elementos sonoros.

La subsecretaría de Inspección General informó que se secuestraron en la última semana unos 800 kilos de pirotecnia y también se tomó intervención sobre otros 1500 kilogramos. Es en el marco de la ordenanza que prohíbe la exhibición y venta de estos elementos sonoros.

Tanto en el caso de los comercios habilitados como en el de la venta ambulante se procedió a intimar e infraccionar, siendo que algunas de las sanciones se libraron en el marco de los operativos de prevención y a otros se llegó a partir de la denuncia de vecinos al 147.

Luego de las actas se procedió al secuestro de la mercadería poniendo la misma a disposición del Juzgado Municipal de Faltas.

Según detallaron desde Inspección General, solo en la última semana se llevan secuestrados más de 800kg de pirotecnia y 1500kg intervenida.

Los vecinos pueden realizar denuncias sobre la venta o uso de pirotecnia sonora al 147, la línea telefónica gratuita del Centro de Atención al Vecino o ingresando al link http://forms.mardelplata.gob.ar/denuncia-de-incumplimiento-de-uso-de-pirotecnia/

La ordenanza aprobada en diciembre de 2019, consideró “especialmente necesario avanzar en una regulación más estricta sobre algunos artefactos pirotécnicos sonoros que generan consecuencias absolutamente negativas en el entorno y que representan una gran peligrosidad”, específicamente sobre los niños, niñas, principalmente autistas, adultos mayores y mascotas.

En el marco de los operativos de Inspección General, también se verificó la denuncia de otro vecino que señalaba que en un comercio de ropa de calle Güemes se ofrecía cerveza a quienes ingresaban al local sin habilitación municipal, por lo que se procedió al secuestro de un barril de 50 litros de cerveza y a la clausura del lugar por no contar con el permiso municipal correspondiente.