fbpx
Jueves, 1 Diciembre

Por Zoom la mesa de Juntos por el Cambio buscará unificar una postura sobre Daniel Rafecas

Tras la polémica que abrió Carrió, los referentes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica analizarán en los próximos días si facilitan los votos en el Senado para el candidato del Presidente.
Mauricio Macri con sus socios de Juntos por el Cambio María Eugenia Vidal. Rodríguez Larreta, Miguel Pichetto, Humberto Schiavoni, Maximiliano Ferraro, Gerardo Morales y Alfredo Cornejo.
El comunicado sorpresivo de Elisa Carrió pidiéndole a todo Juntos por el Cambio que acompañe en el Senado el pliego de Daniel Rafecas, el candidato del Presidente para la Procuración, generó cortocircuitos.
La foto de ella junto a María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta después de declarar que (Mauricio) “Macri ya fue” y sin invitar radicales- explotó la bomba. Sin embargo, las tres patas de la coalición opositora coinciden en un punto: sostener la unidad y buscar una postura unificada. Para eso, prevén reunir esta semana a la mesa nacional del espacio.
“La decisión que tomemos será unificada y saldrá de la mesa de Juntos por el Cambio”, le aseguró el presidente de la UCR, el diputado Alfredo Cornejo. En la misma línea se expresó el ex compañero de fórmula de Macri, Miguel Angel Pichetto, quien aseguró que “las opiniones individuales pasan a un segundo plano” y que “lo importante es la unidad del espacio y una postura uniforme en el Senado”. Ambos, además, se encargaron de respaldar la reaparición de Macri en Twitter negando un acercamiento a CFK.
El jefe del interbloque de JxC en Diputados, Mario Negri, abonó : “Hay que actuar con prudencia. El valor de la unidad de Cambiemos es una obligación para mantener el equilibrio o nos caemos del mapa mundi”,
En el PRO y la Coalición Cívica sostienen lo mismo y apuntan a reunir a la Mesa Nacional, con autoridades de los tres partidos, esta misma semana.
De todas maneras, recalcan que es el oficialismo el que debe hacer la convocatoria para una negociación si quiere tratar el pliego y aseguran que, hasta ahora, no tuvieron contactos.
Eso, sumado a que el propio Rafecas dijo que no asumiría si modifican la mayoría de dos tercios, los hace creer que Cristina no lo quiere.
“Ningún candidato es indispensable”, reconocen en el kirchnerismo. En la sesión del jueves pasado, el cristinista Martín Doñate, deslizó: “Los senadores no aceptamos condicionamientos ni de asesores, ni de jueces, ni de postulantes que se ausentan de las audiencias, ni tampoco de aquellos que pretendan condicionar sus pliegos o postulaciones a la confección o tratamiento de determinada ley o que quieran presionar o imponer condiciones”.
La movida de Carrió, reconocen en JxC, podría terminar de blanquear esa situación. Sin embargo, sus formas generaron ruido interno.
Todos reconocen que la idea de la Coalición Cívica no es nueva y que “Lilita” la venía planteando hace meses. Sin embargo, la difusión del comunicado no fue acordada. Antes de hacerlo llamó, al menos a tres radicales: Cornejo, Luis Naidenoff y Mario Negri. Lo hizo apenas minutos antes de publicar el texto, y solo para avisarles que lo haría.
La decisión generó malestar. Sectores del radicalismo creen que la negociación no debía ser pública y que esto, en vez de empujar a Rafecas lo hunde. “Ahora que Carrió es la que postula a Rafecas, Cristina menos lo va a querer. La convocatoria la tenía que hacer el Gobierno”, señalan. Otros también señalan que “buscar el mal menor” es “dejarse extorsionar” por el oficialismo.
Dentro del PRO, la foto de Larreta con Carrió, después de que la lider de la Coalición dijera que “Macri ya fue” tampoco gustó.
A su vez, senadores de ambas fuerzas se indignaron de que la movida se geste sin ellos -que son los que en todo caso deben votar al procurador y por impulso del único partido de la Coalición que no tiene senadores.
Por último, tanto en el PRO como en la UCR el termómetro les indica que “transar” con Cristina indigna a sus propios votantes y recuerdan que Rafecas aconsejaba al vicepresidente Amado Boudou en la causa Ciccone y que desestimó la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra Cristina.
Un primera instancia para atisbar cómo seguirá la discusión en el Senado se dará este lunes en la comisión de Justicia, que preside Oscar Parrilli, donde con la presencia de expertos el oficialismo seguirá debatiendo las modificaciones al Ministerio Público Fiscal. Juntos por el Cambio definirá el mismo lunes si asistirá, o no