fbpx
Viernes, 30 Septiembre

Kicillof acordó con judiciales y sólo resta definirse la paritaria de salud

El gobernador quedó a un paso de cerrar con éxito la primera ronda de paritarias estatales de su gestión al frente de la provincia.

En la paritaria judicial bonaerense primó el diálogo y el gobierno puso fin a un conflicto que pintaba difícil. Los trabajadores aceptaron un aumento salarial anual del 27%.

El acuerdo llegó luego de semanas de tensión y con la decisión del Ejecutivo de otorgar las subas por decreto ante los reiterados fracasos en audiencias de negociación.

Pero en los últimos días se retomaron las charlas y los funcionarios elevaron una propuesta que colmó las expectativas de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB).

La oferta salarial aprobada por los trabajadores en asambleas consiste en un incremento acumulado a noviembre del 27%, calculado sobre los haberes de diciembre de 2019.

En efecto, al 9% acordado en marzo, se suman un 12% de aumento al básico y 2,4 puntos porcentuales en la Bonificación Especial y Compensación Funcional a partir del 1 de septiembre; un 2% a partir del 1 de octubre y otro 2% a partir de noviembre de 2020.

La propuesta establece además la reapertura de las negociaciones salariales la primera semana de diciembre de 2020.

En esa instancia de negociación, el gremio volverá a instalar los reclamos de recuperación del salario perdido en 2018 y 2019 y la restitución del 3% de antigüedad por los años que se pagan por debajo de ese porcentaje.

“La aceptación de la propuesta en las diecinueve departamentales es el cierre de una etapa del conflicto salarial en la que fue clave la decisión de la AJB de dar la pelea por la defensa de nuestro salario”, Pablo Abramovich, secretario general de la AJB.

En el transcurso de la negociación, la AJB rechazó tres propuestas salariales de aumentos consideradas “a la baja” y forzó al gobierno a retomar negociaciones luego del intento de cierre por decreto y “mejoramos en seis puntos la primer propuesta recibida”, subrayó el dirigente sindical.

Salud: la paritaria pendiente

El gobierno cerró con docentes, estatales y judiciales. También superó el conflicto con la fuerza policial y abrió diálogo en las mesas sectoriales, como en Educación y Cultura entre otras, desconocidas por gestiones anteriores. Ahora sólo resta poner fin a la paritaria de los trabajadores de salud, de la ley 10.471.

Por el momento hubo una sola reunión y sin acuerdo entre las partes, la negociación pasó a cuarto intermedio. Es la única discusión que Kicillof tiene por resolver para cerrar con éxito la primera ronda de paritaria de su gestión.

En el encuentro del pasado 19 de octubre, el gobierno ofreció un incremento de 14%, que llevaba el salario de bolsillo del ingresante de planta en noviembre a 52.768 y el de guardia a 58.611.

En resumen, la Provincia ofreció el aumento del 14% al básico resultante de la paritaria 10.430, sumado a una suba de las bonificaciones para llegar al 14% de bolsillo, con el compromiso de volver a discutir salarios en diciembre.

La CICOP, el gremio que nuclea a profesionales y médicos, consideró la oferta como “insuficiente” y planteó la necesidad de que el gobierno haga un esfuerzo mayor.

En tanto, el Sindicato de Salud Pública (SSP) que lidera Miguel Zubieta solicitó la universalización de la asignación estimulo de $5.000 para los meses de octubre, noviembre, diciembre.

La CICOP, el gremio que nuclea a profesionales y médicos, consideró la oferta como “insuficiente” y planteó la necesidad de que el gobierno haga un esfuerzo mayor.

En tanto, el Sindicato de Salud Pública (SSP) que lidera Miguel Zubieta solicitó la universalización de la asignación estimulo de $5.000 para los meses de octubre, noviembre, diciembre.

Y a su vez pidieron por licencia extraordinaria de 15 días para todas las trabajadoras y trabajadores de la jurisdicción, una compensación económica por las vacaciones no tomadas y reprogramación de las vacaciones no tomadas.