fbpx
Jueves, 6 Octubre

Estudiantes de Río Cuarto le ganó 2-0. Después del primer gol de Estudiantes, el equipo marplatense no tuvo reacción.

El próximo jueves recibirá a Temperley con la pretensión de comenzar a revertir la pálida imagen que está brindando en el comienzo de este certamen.

Alvarado no pudo salir de perdedor en Río Cuarto. Peleó mientras el partido estuvo igualado, pero no tuvo la menor chance a partir del primer gol de su rival. Estudiantes justificó su triunfo a partir de la apertura y se terminó imponiendo 2-0 por la quinta fecha de la Zona A de la Primera Nacional de fútbol.

El delantero paraguayo Javier Ferreira fue factor gravitante. Un minuto después de ingresar mandó a la red un centro desde la izquierda de Ihitz y ocho más tarde asistió de cabeza a Maximiliano Padilla para que defina el pleito con una “palomita”.

En el primer tiempo ambos mostraron por qué tanto les cuesta convertir goles. Estudiantes asumió la iniciativa y tuvo algunas oportunidades, ninguna demasiado nítida. La más importante fue un cabezazo de Ortigoza a las manos de Fernández a los 10′, tras una brillante maniobra individual de Cainelli.

Alvarado tuvo espacios para alguna galopada de Astina y de Ezequiel Vidal, siempre peligroso. Y contó con disparos peligrosos de media distancia. Pero también pecó por falta de profundidad.

El partido se abrió en el segundo tiempo. Estudiantes atacó con mayor vigor y Alvarado comenzó a resignarse a la réplica. En el medio del dominio cordobés, Vidal obligó a una muy buena atajada de Olivera. Pero a los 10′ la presión local se hizo ostensible. Padilla estrelló a los 10′ un tiro libre en el travesaño y, tras cartón, entró Ferreira a la cancha por Talpone.

El ingreso del delantero paraguayo fue decisivo. Su gol marcó una “bisagra” en el partido. Estudiantes se agrandó y Alvarado se hundió. Ferreira, mano a mano, tuvo una chance gigante a los 18′, pero Fernández se quedó con el mano a mano.

El elenco riocuartense percibió el momento de debilidad de Alvarado y no bajó el pie del acelerador. Y a los 21′ Hesar envió un centro desde la izquierda, Ferreira lo bajó en el segundo palo y Padilla completó la ley de los dos cabezazos en el área.
Estudiantes ganó con justicia. Alvarado, más allá de un cabezazo de Alsina que desvió Olivera sobre la hora, no tuvo capacidad de reacción.

El equipo marplatense sufrió su cuarta derrota consecutiva y apenas tiene un punto de quince. La revancha la tendrá rápido.