fbpx
Domingo, 2 Octubre

Encontraron agrotóxicos en el agua de escuelas rurales de General Pueyrredon

Según los análisis del Grupo Aguas de la facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Unmdp, hay al menos cuatro escuelas de la zona oeste rural donde se detectó glisfosato.

Los estudios del Grupo Aguas de la facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp) demostraron que hay al menos cuatro escuelas de la zona oeste rural donde se detectó glisfosato en el agua, puntualmente en los barrios El Coyunco y Gloria de la Peregrina.

Los investigadores que trabajan desde el 2008 estas temáticas hallaron contaminación de aguas subterráneas y superficiales en la EEP 8 ubicada en el kilómetro 16 de la ruta 226 (El Coyunco) y de la EES 50, EES 46 y el Jardín 918 cuyo establecimiento está en el barrio Gloria de la Peregrina.

El cotejo del análisis de la calidad de agua, química y microbiológicamente, en las zonas mencionadas, detectó la presencia de glisfosato y nitrato, herbicidas de amplio espectro que son “muy contaminantes” en contacto con seres humanos.

Indicaron que se tomaron muestgras de doce pozos de domicilios particulares y de siete perforaciones que corresponden a once escuelas de la zona. También lo hicieron en la Laguna y el Arroyo de los Padres, donde se detectó la presencia de glifosato en el 88,9% de las muestras y en el 11,1% de AMPA; su metabolito

Los resultados demostraron que en la EEP 51 del Paraje San Francisco hay 89 miligramos por litro de nitrato mientras que en la EES 50, la EEP 46 y el Jardín 918 hay 174 miligramos por litro. Son valores que exceden lo recomendado por el Código Alimentario Argentino (45 miligramos por litro).

Las muestras del pozo de la EEP N 8 revelaron 22,3 microgramos de glifosato por litro y en la EES 50, EEP 46 y el Jardín 918 detectaron 14,1. Las leyes nacionales toleran hasta 300 microgramos. Sin embargo, los estándares de la Unión Europea, la región que más limita el uso de agroquímicos solo tolera 0,1 microgramos por litro de agua.

Al dar a conocer los resultados preliminares de los estudios que pausó la pandemia, desde Aguas indicaron que esperan que “estos datos tan alarmantes permitan que el Estado se haga responsable de todas estas problemáticas que afectan a la salud de la población”.

Además del riesgo que implica esta contaminación en las comunidades educativas, los investigadores alertaron por la presencia de los agrotóxicos en los alimentos y “hasta en el aire”.