fbpx
Martes, 29 Noviembre

Como será el retorno de la nocturnidad en Mar del Plata: Barbijos, mesas vips y sin pista

Los empresarios vinculados a la nocturnidad, tanto de los boliches de Playa Grande como de los paradores de playa, trabajan en la elaboración de los protocolos. 

Luego de aquel anuncio en el Museo Mar durante el lanzamiento de la temporada de verano que comenzará el 1° de diciembre y que incluyó una serie de actividades que estarían prohibidas, las autoridades provinciales mantuvieron diversas reuniones para avanzar en el modo que esas actividades (campings y teatros, por ejemplo) pudieran funcionar este verano. 

Ahora la mirada está centrada en la recreación y la nocturnidad, una actividad que tiene un aval político, pero que aún no tiene definidos los protocolos de funcionamiento. Los empresarios del sector vinculado a la nocturnidad trabajan en los protocolos que les permitan trabajar dentro de la “nueva normalidad” y esperan elevar a las autoridades una propuesta en las próximas horas.

Matías Iriarte explicó que los responsables del sector trabajan con todos los protocolos que les permitan garantizar un servicio seguro que no vuelque a los jóvenes a las fiestas clandestinas. Estas normas se establecerán tanto para los bares en zonas como Playa Grande y Olavarría, como en los paradores tradicionales de temporada en las playas.

“Se habla de boliches, pero los lugares de nocturnidad son muy diferentes a lo que eran desde hace 20 años”, aclaró Iriarte tras recordar que este verano, los locales nocturnos trabajarán al aire libre con servicios de burbujas cada 10 personas.

Consultado sobre cómo es el protocolo, Iriarte señaló que es similar al que en su momento presentaron los gastronómicos: se deberá ingresar  con barbijo, habrá alcohol en gel en las mesas, no se permitirá el cambio de mesa y no habrá pista de baile.

Por otro lado, también avanza la elaboración del protocolo para las fiestas en la playa. Si bien todavía no fue presentado, fuentes del sector contaron que ya tienen un esquema sobre el cual piensan trabajar. En ese sentido, las fiestas en la playa serán sin pista general y con «muchas mesas vips».

A su vez, habrá mozos para que la gente no tenga que acercarse a la barra y se generen aglomeraciones. «Se venderá todos con botellas cerradas y no habrá tragos», indicaron y agregaron: «Serán eventos para no más de dos mil personas».