fbpx
Miércoles, 5 Octubre

Central debutó con una dura derrota

El Canalla cayó 0-1 en su estreno en la Sudamericana visitando a 12 de Octubre. Dominó pero no convirtió y en una lo clavaron. La próxima, vs. San Lorenzo.

Pintaba para ser un buen debut en el regreso copero. Pero Central empezó su Rosario en la Sudamericana. Después de dominar y haber tenido las mejores chances pero no aprovecharlas, 12 de Octubre no perdonó. Pablo Velázquez, el 9 ex San Lorenzo, Gimnasia y Banfield, en el ST sacó una buena media vuelta de afuera del área y chau: 1-0 y tres puntos para el humilde equipo paraguayo.

En esta Copa renovada en la que hay fase de grupos, el detalle puntual es que sólo uno se clasifica a octavos de final. Con este arranque, los dirigidos por el Kily González deberán revertir todo en lo que viene en una zona que no es sencilla y la próxima semana San Lorenzo será la segunda prueba en Arroyito.

Con pelota y espacio, alCanalla en ese primer tiempo le costó ponerle ritmo a tanto dominio. Se las ingenió con dos centros para complicar en dos cabezazos de Marco Ruben (por arriba en el área chica) y Lucas Gamba (tapó el arquero). Después, el pibe Luciano Ferreyra tampoco pudo con Mauro Cardozo, el 1 local que respondió muy bien.

En la segunda mitad los rosarinos no hicieron ese cambio de ritmo que les pedía el partido. Ahí volvió la confusión, el rival se les animó y Broun tuvo que tapar un mano a mano en lo que fue un anticipo a la jugada del gol. A los 24’ de ese ST Velázquez sacudió sin darle chances a Fatura en el arco. Lo preocupante estuvo en que después de ese 0-1, Central prácticamente oportunidades para llegar al empate. El rival se les cerró como durante todo el partido y no encontraron variantes. Poco juego asociado porque por ejemplo Gamba y Zabala intervinieron bien pero demasiado poco en el juego, solo en oportunidades aisladas.

Reclamaron dos penales

Al margen quedaron las polémicas, con dos penales que reclamó el Kily y todo el equipo con la derrota ya puesta. Uno pareció, un manotazo en la cara de Luciano Ferreyra que el árbitro no sancionó. Con VAR se hubiera cobrado seguro. El otro, ya al final fue una mano dentro del área que al referí venezolano Juan Soto Arévalo tampoco le pareció cobrable.