fbpx
Martes, 29 Noviembre

Boca le ganó a Banfield por penales y se consagró campeón de la Copa Diego Maradona

Tras igualar 1 a 1 durante el tiempo reglamentario, el Xeneize se impuso desde los 12 pasos.

El Xeneize sufrió, pero festejó. Banfield se lo empató a los 50′ del ST y el Xeneize no falló en los penales: 5-3 y la Copa Diego Maradona. Un desahogo que va desde La Boca hasta el cielo.

Boca volvió a gritar campeón en el estadio del Bicentenario de San Juan. El ganador de la última Superliga se impuso por penales ante Banfield tras empatar 1-1 en los 90 minutos y alzó la Copa Diego Maradona; un trofeo más para la nutrida vitrina de la Ribera, que además le sirve para atenuar el dolor por la derrota por 3-0 ante Santos que le impidió llegar a la definición de la Copa Libertadores.

Edwin Cardona se había puesto en ventaja con un enorme remate, pero los auriazules sufrieron la roja a Emmanuel Mas y la lesión de Diego González, por lo que se quedaron con 9 hombres. Y en el sexto minuto de descuento igualó Luciano Lollo de cabeza. Sin embargo, en los remates desde los 12 pasos fueron más efectivos. Convirtieron los cinco remates, mientras que Rodríguez, del Taladro, estrelló el suyo contra el travesaño.

Cada uno con sus armas, el Xeneize y el Taladro saltaron al campo de juego con intenciones de imponer condiciones. Boca, más impetuoso en la búsqueda, con Cardona como lanzador o eje y las bandas como vías preferidas. Banfield, prolijo, presionando recién a partir de mitad de cancha para no ofrecer espacios y atentos para elaborar apenas recuperó la pelota, preferentemente, en tres o cuatro toques.

La falta de profundidad continuó en el segundo tiempo. Salvo por algún estiletazo de Payero o Cardona, a los dos equipos les faltó osadía o chispa para quebrar a su contendiente. Hasta que justamente el colombiano frotó la lámpara. A los 19 minutos, recibió volcado sobre la izquierda, apareado por Maldonado. Lo aguantó, enganchó hacia adentro y sacó un remate furioso que hizo temblar la red del Taladro.

Tal fue el esfuerzo invertido en la acción que se lesionó. Lo reemplazó Eduardo Salvio. Antes también había salido sentido Campuzano (en su lugar ingresó el Pulpo González). El gol de Boca obligó a cambiar el plan de juego de los dirigidos por Sanguinetti, pero le costó encontrar los caminos con el cronómetro corriendo en su contra.

Con su rival con 9 hombres, Banfield dispuso de una pelota parada ante una falta innecesaria de Salvio y, a los 51 minutos, Luciano Lollo, de cabeza, puso el 1-1 y disparó la locura del Taladro, que llevó la definición a los penales.

Y allí Boca fue implacable. Y volvió a festejar. Ganó el segundo título desde la vuelta de Russo (en marzo coronó la Superliga) y el número 70 en la historia del club. Las vitrinas auriazules albergan: 47 trofeos nacionales, 18 internacionales y otras 4 copas rioplatenses (AFA-AUF). La Maradona es la 13ra. copa nacional.