fbpx
Jueves, 6 Octubre

¡Alcaraz con la mala racha, Racing!

Con gol de Carlos Alcaraz, los pibes le dieron a Racing el primer triunfo en el torneo local y rompieron una seguidilla de cinco sin ganar. Ibáñez tapó dos pelotas de gol, falló en la última y Comas por poco no lo igualó. La Academia fue efectiva y resistió.

Live is Life. O vivir es vida. La vida misma puso a los pibes de Racing y los muchachos de Unión adentro de una cancha en un día que jamás olvidarán. Se conmovieron como todos. Era imposible que no eso no ocurriera ante el homenaje a Diego Maradona, el primero que se dio en la nueva jornada del torneo local. Encima, a ese contenido emocional la Academia le agregaba que tenía – y tiene- la cabeza puesta en la revancha del martes ante Flamengo por la Libertadores. Definitivamente, no era un partido sencillo.

Pero los chicos de Beccacece se fueron acomodando. Se animaron, ganaron en confianza. Y ganaron, también, en el resultado, Porque golpearon con Charly Alcaraz y después supieron resistir.Alcaraz, el de los apenas 17 años, le puso la firma a una victoria que los grandes no pudieron. Los pibes alcanzaron el primer éxito en el torneo local y quebraron la racha de cinco sin ganar, incluido el empate con Fla en la ida por la Copa.

Dicen que los contextos desfavorables no son convenientes para la presencia de jugadores de baja edad, pero estos chicos demostraron estar a la altura y que tienen personalidad. Y recibieron la protección, el respaldo clave de los más veteranos del equipo alternativo. Allí estuvieron las convincentes labores de Lucas Orban en el fondo y las buenas conducciones de Walter Montoya en los ataques veloces.

El Racing de la sangre fresca fue certero en una de las pocas chances de gol claras que se le presentaron. En la eficacia empezó a construir su triunfo y en la resistencia del segundo tiempo terminó de darle forma. En los mejores momentos de Unión por empuje y búsqueda, apareció Matías Ibáñez en el arco, la solidez de Orban atrás y el despliegue de todos para no dejarle espacios al rival.

A Unión, además, le corresponde reprocharse por haber sido tibio, sin inventiva cerca del área, carente de variantes. Porque si bien Ibáñez le frustró posibilidades, no lastimó tanto. Recurrió a muchos centros que no le dieron réditos y se quedó con nada cuando necesitaba los tres puntos que le permitieran este sábado mismo pasar a la zona de Campeonato.

Racing ya no posee chances de acceder a la fase por el título, pero este triunfo le viene muy bien para ir al Maracaná con un semblante diferente. Y para que los pibes empiecen a tomar confianza a medida que van sumando rodaje. La Academia tiene material.